Amarre de Amor Con Miel

0

Hoy toca un amarre de amor con miel en honor a Ochún (conocido en en las religiones occidentales como la Caridad del Cobre) muy famoso tanto para ayudarnos en asuntos de fertilidad como en tener un amor largo y duradero.

Es extremedamente sencillo y apenas necesitaremos ingredientes, básicamente solo necesitaremos tres cosas para este amarre: Un velón de miel (de 3-5 días de duración encendido, no confundir con vela de miel), a ser posible artesanal.

Estos velones suelen ser de color marrón y para el ritual lo ideal es un velón amarillo (ya que es el color de Ochún / Caridad del Cobre). Por ello en nuestra mano está si conseguimos un velón de miel suficientemente claro o, simplemente, compramos un velón amarillo y lo bañamos en miel. Es la opción más fácil y sencilla.

Lo segundo que debemos encontrar es un anzuelo. En cualquier tienda de caza/pesca/deportes lo podemos encontrar, y apenas cuesta unos céntimos (uno pequeñito, solo lo usaremos para enganchar dos fotos).

Amarres de amor con miel

Amarres de amor con miel

Amarre de amor con velón miel para Ochun

Este velón está preparado según los gustos y preferencias de Ochun, amarillo es su color y bañado en miel.

Atrae el amor y amarra al ser amado, endulzando la relación de forma que con nadie más pueda estar si no es con usted.

Instrucciones del ritual de miel:

Cogeremos una foto de la persona (si no tenemos foto un papelito con el nombre) que deseamos atraer y otra foto nuestra. Pegaremos ambas foto con miel (untándolas) cara con cara, que abajo quede siempre la persona a endulzar.

Atravesaremos las dos fotos con un anzuelo de pescar y lo colocaremos en un plato.
Posteriormente colocaremos el velón sobre las fotos en el plato y encendemos el velón con cerillas de madera.

Los restos de cera que queden lo debemos tirar en algún lugar donde circule agua (por ejemplo a un río/riachuelo) que tengamos cerca de casa. Y no, el retrete no es un sitio donde circule agua.

Se recomienda hacerlo los sábados y hacerlo 5 veces seguidas (5 sábados).

Esto es todo, posiblemente uno de los amarres más sencillos y económicos que podemos hacer.

Como siempre decimos, precaución a la hora de dejar velas encendidas sin control, sobre todo si tenemos animales en casa que pueden acabar saltando a la vela y tirándola al suelo.

Comparte

Deja un comentario