Oración a Santa Rita – Causas Imposibles

0

En esta ocasión vamos a preparar un rezo para pedirle al otro santo para las causas perdidas e imposibles (tal como y Judas Tadeo), sin duda hablamos de Santa Rita.

A Santa Rita se le puede pedir por cualquier causa que tengamos difícil de realizar, así como aquellas ocasiones en que tenemos cierta urgencia.

Como estas ofrendas se suelen hacer con el corazón y con fé, no hay nada mejor que una los dos conceptos que el amor.

Por eso las enamoradas y enamorados piden a Santa Rita cuando están pasando una mala racha o simplemente no pueden seguir viviendo así.

Aquí dejamos la oración para pedirle a Santa Rita cada vez que lo necesiten.

Oración A Santa Rita Para El Amor y Casos Imposibles

Tú que has conocido tantas dificultades.

Tú que sabes lo que cuesta tener paciencia.

Tú, la Santa de lo imposible.

¡Dame la fortaleza de saber esperar!

Tú, que has aceptado los desprecios y las críticas, y hasta la violencia en tu propio hogar.

Tú que has visto ridiculizada tu ternura maternal.

¡Dime como aún se puede amar!

Tú que tanto has amado a Dios.

Tú Santa Rita que tanta piedad has tenido por el Señor, que has sufrido en tu cuerpo sus llagas de crucificado.

¡Enséñame Santa Rita a saber mirar y comprender la cruz!

Te lo pido por todos los que no se atreven a esperar más, por todos aquellos que no creen en el milagro.

Santa Rita por todo ello yo te pido (realizar la petición) que es una causa imposible pero sé que tú y solo tú me ayudarás a conseguirlo.

Amén.Oración a santa rita

Para agradecer las gracias concedidas de Santa Rita, hay otra oración en la que no pedimos nada especial  y la podemos rezar para acordarnos de ella y que sepa que no nos hemos olvidado.

Oración de Agradecimiento a Santa Rita

Gloria del género humano, rita bienaventurada: sé nuestra tierna babogada cerca del rey soberano.

Fue tan celestial tu vida, tan asombrada es tu historia, que un ángel cantó tu gloria antes que fueses nacida.

Justo es que el pueblo cristiano te ame con fe ilimitada: sé nuestra tierna bogada cerca del rey soberano.

Son tus gracias tan visibles que entre todas a ti sola ciño el mundo la aureola de abogada de imposibles.

Ante el furor inhumano con que es la Iglesia ultrajada: sé nuestra tierna bogada cerca del Rey soberano.

Gloria del género humano, Rita bienaventurada: sé nuestra tierna abogada cerca del Rey soberano.

Comparte

Deja un comentario